Desde el pasado mes de diciembre el Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (CHUC) dispone de dos pediatras endocrinólogos para atender a los niños con diabetes que residen en la zona norte de Tenerife. A este centro hospitalario acuden aproximadamente 250 niños con diabetes de entre 1 y 15 años. La incorporación de la nueva pediatra contribuirá a reducir de manera importante la gran lista de espera de las consultas para revisiones de los menores, las cuales se estaban alargando hasta los nueve meses en muchos casos cuando lo normal debería ser cada cuatro. Del mismo modo, el servicio de pediatría del CHUC lleva desde inicios del año 2015 sin implantar bombas de insulina a los niños candidatos a llevarla, precisamente por la falta de suficiente personal especializado en estos dispositivos.

Las reivindicaciones y reclamaciones por escrito de algunos padres de los menores con diabetes que acuden a este hospital fueron la clave para conseguir este logro. Desde el verano pasado,  el CHUC había realizado varias convocatorias para encontrar a un segundo especialista pero. hasta diciembre, todos los intentos fueron infructuosos.

La Asociación para la Diabetes de Tenerife (ADT) también llevaba varios años demandando esta segunda plaza, encontrándose su demanda año tras año con obstáculos diversos que impidieron una incoporación mucho más temprana.

En relación a la unidad de diabetes infantil del CHUC, sólo faltaría por incoporrar a un segundo profesional de enfemería espcializado en educación diabetológica para ayudar en la enorme carga de trabajo de la actual enfermera educadora.

Desde ADT celebramos que por fin se haya producido esta tan necesaria incorporación y confiamos en que la segunda plaza de enfermería diabetológica se cubra también durante este año.

 

Fuente: ADT